• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SUSANA POLO GARCIA
  • Nº Recurso: 2878/2018
  • Fecha: 20/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El concepto de "vulnerabilidad" equivale a la facilidad con que alguien puede ser atacado y lesionado, por ausencia de recursos y medios para decidir libremente y oponerse, supone una manifiesta imposibilidad de hacer frente al agresor. El conocimiento y aprovechamiento consciente por el acusado de la situación de inferioridad de la víctima que conocía que era el marido de P., que era como una hermana para su madre -lo que a su vez provocó que no le contara a ninguna de las dos lo ocurrido-, el hecho de que se encontraban invitada en la casa del acusado pasando las vacaciones de semana santa, y que ello influyó en que la menor fuera a la terraza del edifico con él, fuera de la observación y cuidado de sus padres, lo que no hubiera hecho con otra personas, sin olvidar la importante diferencia de edad entre ambos, todo ello son circunstancias que configuran una situación de superioridad apreciada en la sentencia.La Sala entiende que procede apreciar la atenuante de dilaciones indebidas como cualificada, ahora bien con "degradación simple" que implica la bajada en un grado, pues así se determina expresamente por el Tribunal, sin que exista razonamiento alguno en la sentencia del que se pueda desprender que la voluntad del Tribunal es la rebaja de la pena en dos grados.La pena impuesta de dos años de prisión, tal y como indica el recurrente y el Ministerio Fiscal, se encuentra por debajo del mínimo previsto legalmente.La individualización penológica es revisable en casación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
  • Nº Recurso: 2896/2018
  • Fecha: 20/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El derecho fundamental a un proceso sin dilaciones indebidas aparece expresamente reconocido en el artículo 24.2 CE. Si bien no es identificable con un derecho al cumplimiento de los plazos establecidos en las leyes procesales, impone a los órganos jurisdiccionales la obligación de resolver y ejecutar lo resuelto en un tiempo razonable. En función de las alegaciones de quien lo invoca puede ser preciso comprobar si ha existido un retraso en la tramitación de la causa, que no aparezca suficientemente justificado, bien por su complejidad o por otras razones. Que ese retraso sea imputable al órgano jurisdiccional y que no haya sido provocado por la actuación del propio acusado. Cualquier ponderación debe efectuarse a partir de tres parámetros: la complejidad de la causa, el comportamiento del interesado y la actuación de las autoridades competentes.Esta Sala ha admitido excepcionalmente la concurrencia de la atenuante por demoras en la sustanciación del recurso. Se ha apreciado con base en una paralización de 18 meses desde que se anunció el recurso hasta que se produjo el emplazamiento. Es decir, una paralización menor que la producida en el caso que ahora nos ocupa. Más de dos años de tardanza en dar curso al escrito que anunció el recurso desborda los contornos del retraso que puede entenderse justificado en eventuales deficiencias estructurales de la Administración de Justicia, y goza de significación por si solo para sustentar la atenuación que se reclama.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES MARTINEZ ARRIETA
  • Nº Recurso: 3238/2018
  • Fecha: 20/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Abuso de superioridad y abuso de confianza son circunstancias diferentes y no intercambiables. Y el art. 183 4.d) contempla el abuso de superioridad; no el de confianza. Se concluye en la resolución que la confianza con la familia, y especialmente con la madre, no proporcionaba al procesado una autoridad singular reforzada, más allá de la que puede corresponder a cualquier adulto frente a un menor. El prevalimiento de una situación de superioridad exige algo añadido a la pura diferencia de edad; y es, por otra parte, algo distinto de la relación de confianza.La relación de superioridad ha de basarse en circunstancias reales (autoridad del padrastro, o del maestro o profesor...) y no imaginarias o ficticias. Esta debe ser preexistente y real, no una ficción o un engaño o añagaza urdida por el autor. En último término, ese ardid que movió a la menor a someterse al acusado, no es más que otra manifestación de su inmadurez, de la diferencia de edad que ya contempla el art. 183 CP y que no añade nada distinto: que el adulto engañe a la menor, manipulándola, es una muestra de la diferencia de madurez ya contemplada por el tipo penal. Voto particular: afirma que del relato fáctico resulta que, con independencia de la edad, que ya haría de aplicación el tipo penal de los abusos sexuales, concurre una situación de superioridad, la derivada de la consideración de jefe espiritual del núcleo familiar integrado por la madre y la hija, de la que se aprovecha para las relaciones sexuales
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
  • Nº Recurso: 2625/2018
  • Fecha: 20/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No toda modificación de conclusiones es admisible. El objeto del proceso, delimitado por el hecho punible y la persona o personas a quienes formalmente se les atribuye, ha de permanecer invariable.No cabe una alteración subjetiva que aboque a la introducción de nuevos responsables penales o civiles, ni tampoco una mutación de identidad sustancial del hecho. La modificación de conclusiones no puede en principio variar el objeto procesal sustituyendo unos hechos por otros distintos desde el punto de vista naturalístico, es decir, hecho entendido como suceso o acontecimiento; pero sí aquellos elementos factuales no sustanciales o su valoración jurídica. Cualquiera que fuera el motivo, la acusación pública no solicitó ni provisional ni definitivamente indemnización a cargo de la recurrente. La responsabilidad civil da respuesta a una acción distinta de la penal, aunque acumulada al proceso por razones de utilidad y economía procesal, con la finalidad de satisfacer los legítimos derechos (civiles) de las víctimas. Sin embargo, las acciones civiles no pierden su naturaleza propia por el hecho de ejercitarse ante otra jurisdicción, lo que implica que en su regulación el derecho civil resarcitorio de la infracción penal cometida desplace al derecho penal. Ello da entrada a al principio de rogación previsto en el artículo 216 de la LEC,que rige en relación al ejercicio de acciones civiles. De tal manera no cabe un pronunciamiento que exceda de las peticiones formuladas por las partes.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES PALOMO DEL ARCO
  • Nº Recurso: 2411/2018
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Derecho a un juez imparcial. Motivación del Auto que acuerda el secreto de las actuaciones. Entrada y registro: Motivación del Auto que lo acuerda e incidencias en su práctica: Falta de identificación de los agentes en que se delega la práctica del registro. Vulneración de los arts. 334 y 569 LECR. Intervención de terceros en la redacción del acta. Falta de foliado y sellado de los papeles y documentos intervenidos. Entrega de efectos intervenidos a los Inspectores de sanidad por parte del Letrado de la Administración de Justicia. Grabación con cámara oculta. Validez como prueba. Se analiza el delito de intrusismo: el bien jurídico. Los elementos típicos. Valor de un título académico expedido o reconocido en España. Acto médico: diagnóstico, prescripción de medicamentos. Medicina alternativa.Terapia de autovacunas. Delito de estafa. El elemento del engaño es la carencia de título académico de licenciado en medicina. Afectación a la salud. Concurso del delito de estafa e intrusismo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES PALOMO DEL ARCO
  • Nº Recurso: 10779/2019
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delitos cometidos sobre una menor de cuatro años. Condena al compañero de la madre como autor material directo y a la madre en comisión por omisión. Imparcialidad del Magistrado-Presiente por su actuación en la vista: preguntas formuladas a las partes y denegación de aportación de testimonios de declaraciones en la fase de instrucción, a los efectos del art. 46.5 LOPJ: no concurre. Ensañamiento. Muerte subsiguiente a agresión sexual. Non bis in idem: alevosía del art. 139.1ª y edad inferior a dieciséis años o especialmente vulnerable por razón de la edad del 140.1ª. No concurre, pues al existir otras circunstancias cualificativas del art. 139 (ensañamiento) y del art. 140 (subsiguiente a delito contra la libertad sexual), en todo caso corresponde imponer la pena de prisión permanente revisable. Agravante de actuar por motivos racistas o discriminatorios en relación a la nación. Privación de la patria potestad en relación a una hija de 12 años que no ha sido víctima de malos tratos ni ningún otro delito. Deben prevalecer criterios de protección a la menor.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 10673/2019
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El atestado, salvo en cuanto recoja diligencias no reproducibles que hayan de ser ratificadas en el plenario, no debe aportarse junto al testimonio emitido conforme al artículo 34 de la LOTJ, Ello sin perjuicio de que es posible entregar el testimonio a las partes cuando lo soliciten, en los casos en los que ya se haya ratificado a presencia judicial, pues en ese caso, el contenido de lo declarado puede no aparecer en la ratificación, pudiendo acudirse al contenido de lo declarado en el atestado. Aunque los hechos cuya existencia sostienen las partes han de quedar plasmados con claridad en función de su relevancia jurídica, debe evitarse la reiteración del planteamiento de aspectos que ya queden resueltos en las respuestas a otros apartados del referido objeto del veredicto. En consecuencia, no darán lugar a la nulidad del juicio las omisiones de cuestiones fácticas en los apartados propuestos por las partes cuando puedan ser solucionadas a través de las respuestas requeridas del jurado respecto de otros apartados distintos del objeto del veredicto. La atenuante de arrebato y obcecación radica en una sensible alteración de la personalidad del sujeto cuya reacción de tipo temperamental ante estímulos externos incide sobre su inteligencia y voluntad, mermándolas en relación de causa a efecto y en conexión temporal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 10402/2019
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La alevosía no puede resultar del hecho de que, alcanzada la víctima, el recurrente comience a golpearla en la cabeza hasta hacerla caer al suelo y, una vez allí, sin solución de continuidad, continúe golpeándola de la misma forma hasta causarle la muerte, pues se trata de un caso de continuidad en la agresión sin cambios cualitativos respecto de la forma no alevosa en que se inició. No siendo los hechos probados suficientemente expresivos respecto de la situación en la que se inicia esta segunda fase de la agresión, hemos de entender que la situación de indefensión a la que se hace referencia en la sentencia es una consecuencia de los primeros golpes propinados, que conducen a la víctima hasta el muro, aprovechando entonces que cae al suelo y que queda atrapado entre los agresores y el muro, para continuar la agresión hasta el final. Esos hechos no permiten la apreciación de la alevosía, pues la agresión no se inicia de forma alevosa y la ausencia de posibilidades de defensa es una consecuencia de la misma agresión, sin que concurra solución de continuidad ni un cambio cualitativo relevante. En el caso, la agresión se ejecutó por dos personas contra una y en unas circunstancias en las que pudieron conducir al agredido, golpeándolo, hasta un muro, donde, atrapado entre éste y los agresores, cayó al suelo, continuando aquellos con la agresión, aprovechando, por lo tanto, la situación de inferioridad existente desde un principio. Es de apreciar, pues, abuso de superioridad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
  • Nº Recurso: 2347/2018
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delito de prevaricación administrativa: concepto de resolución. Responsabilidad del extraneus. Malversación: no consta perjuicio patrimonial a la Administración. Falsedad en documento oficial y mercantil. Principio acusatorio: no se ve afectado ante una condena a particular con apoyo en el artículo 392 CP que abarque documentos oficiales, cuando en la instancia solo se le acusó en relación a mercantiles; el precepto equipara a efectos de punición los documentos mercantiles a los oficiales, homogeneidad que permite extender la consideración a éstos sin desbordar los contornos del principio acusatorio. Como tampoco lo hace, por el mismo motivo, la inclusión en la tipicidad respecto a este delito del nº 2 del artículo 390, cuando no existe en ninguno de los supuestos mutación fáctica esencial. La unidad de acción desplaza la continuidad, al tratarse de documentos todos elaborados en relación a un único expediente y con una única finalidad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 10479/2019
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Si la vulnerabilidad por la edad ya se ha tenido en cuenta para aplicar el tipo básico, no puede volverse a aplicar ex artículo 180.3 CP. La presunción de inocencia se apoya sobre: a) el principio de libre valoración de la prueba; b) que la sentencia condenatoria se fundamente en auténticos actos de prueba; c) que estas pruebas se han de practicar en el acto del juicio; d) las pruebas han de estar a cargo de las acusaciones personadas; e) sólo la ausencia o vacío probatorio puede ocasionar la infracción del derecho a la presunción de inocencia. El tribunal de instancia es soberano en la valoración de la prueba. La Jurisprudencia exige para estimar el error en la valoración de la prueba que a) tal error se invoque en la apreciación de las pruebas; b) que se citen con precisión los documentos en los que se basa la queja casaciones; c) que tales documentos sean literosuficientes; d) que su eficacia probatoria no haya sido contradicha por otra prueba; e) que el recurrente justifique la causa de impugnación; f) que el recurrente proponga un nuevo cactus; g) que ello no sea un fin en sí mismo.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.