• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: LUCIA SANZ DIAZ
  • Nº Recurso: 33/2010
  • Fecha: 15/02/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El artículo 270 protege un bien patrimonial o moral individual consistente en el interés de explotación exclusiva del titular de los derechos de explotación e integra como acciones nucleares la de reproducir, plagiar, distribuir o comunicar públicamente. Se trata el precepto de un tipo cerrado (no una norma penal en blanco), pero descrito con elementos normativos que deben de ser interpretados y explicados conforme a normas no penales. la tenencia de los discos falsificados preparada para su distribución supone ya la lesión del bien jurídico protegido en cuanto que, mediante ella, se niega la exclusiva de explotación del titular del derecho y se afecta a la expectativa de ganancia patrimonial que, derivada de ella, éste tiene. En ningún caso es necesario para la consumación que se hayan llegado a producir los perjuicios para terceras personas, pues, el Código Penal refiere "en perjuicio de tercero", expresión que es distinta a "con perjuicio para tercero ". La circunstancia de que la actividad del recurrente no haya supuesto un gran quebranto en la economía de los titulares de los derechos de explotación de las obras, no puede tener otra consecuencia que la inexistente responsabilidad civil.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JOSE MANUEL ORTEGA LORENTE
  • Nº Recurso: 19/2010
  • Fecha: 08/02/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado desarrolló la conducta de distribución a que se refiere el art. 270 del Código Penal en relación con el art. 19.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, en tanto que puso a disposición del público soportes informáticos con obras videográficas y fonográficas, sin que para ello hubiera seguido los cauces autorizados por los titulares del derecho de distribución. Resulta, a los efectos de la tipicidad de la conducta, indiferente que llegara o no a vender algún disco, al tratarse la conducta de distribución una actividad que no exige de un resultado de venta, bastando para su desarrollo la ejecución de actos adecuados para permitir el acceso de las obras al público. Ninguna duda cabe de que quien exhibe discos en la vía pública del modo en que la sentencia de instancia refiere que hacía el acusado, está desarrollando la conducta de distribución con una evidente intención de proceder a su venta. No es preciso que una conducta como la enjuiciada provoque un concreto perjuicio a los titulares del derecho de distribución, basta con que la conducta sea apta para generarlo.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: CARMEN LLOMBART PEREZ
  • Nº Recurso: 191/2009
  • Fecha: 14/07/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La distribución típica supone la lesión del bien jurídico protegido en cuanto que mediante ella se niega la exclusiva de explotación del titular del derecho y se afecta a la expectativa de ganancia patrimonial que, derivada de ella, éste tiene. No hay duda de que es así cuando se ofrecen en venta y se venden las copias ilegales al público. En ningún caso es necesario para la consumación que se hayan llegado a producir los perjuicios para terceras personas, pues el Código dice "en perjuicio de tercero", expresión que es distinta a "con perjuicio para tercero ". Esta última expresión -según un reputado sector doctrinal- implica la producción de un perjuicio real, mientras que aquélla supone una producción meramente potencial. Es decir, la acción ha de ser idónea para producir un perjuicio a tercero, pero la consumación del delito no exige que efectivamente se le causa; la efectiva venta es ya la fase de agotamiento del delito.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: BEATRIZ GODED HERRERO
  • Nº Recurso: 69/2009
  • Fecha: 08/05/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Una de las conductas sancionadas por el artículo 270.2 del Código Penal es la distribución, y por tal debe entenderse, acudiendo al artículo 19 del RDL 1/96, de 12 de abril, que aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual , la puesta a disposición del público del original o de las copias de la obra, en un soporte tangible, mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma. No resulta necesario para estimar consumado el delito que llegara a realizarse efectivamente ninguna venta, pues se trata de un delito de mera actividad, que se consuma con la mera puesta a disposición del público de los productos, es decir, de la obra obtenida sin autorización.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Castellón de la Plana/Castelló de la Plana
  • Ponente: PEDRO JAVIER ALTARES MEDINA
  • Nº Recurso: 469/2008
  • Fecha: 03/03/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Distribución es la mera "puesta a disposición del público" mediante alguna de las modalidades traslativas que menciona o de "cualquier otra forma"; no exigiéndose que se produzca efectivamente dicho acto traslativo consecutivo al ofrecimiento público para que la distribución exista y se consume como tal. No se puede equiparar la simple posesión de las copias piratas con el ofrecimiento al público o puesta a disposición del público de las mismas. Se trata de dos cosas claramente diferenciadas en nuestra opinión. Dentro de la definición de distribución queda comprendida no sólo la figura del distribuidor entendida en el sentido de intermediario entre el productor y el vendedor, sino también todo tipo de puesta a disposición del público mediante venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma. La acción ha de ser idónea para producir un perjuicio a tercero, ha de ser potencialmente peligrosa para los derechos de propiedad intelectual; pero la consumación del delito no exige que dicho perjuicio sea efectivamente causado.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Zaragoza
  • Ponente: JOSE RUIZ RAMO
  • Nº Recurso: 24/2008
  • Fecha: 27/01/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Aunque no se vio que al acusado realizara venta alguna de efectos, los policías denunciantes vieron que el acusado ofrecía discos a la gente, así como que ofrecía algo -los discos- para vender, lo que configura el delito sancionado en el artículo 270 del Código Penal, que queda integrado por las siguientes circunstancias: a) una acción de reproducción, plagio, distribución o comunicación pública de una obra literaria, artística o científica o de transformación, interpretación o ejecución de las mismas en cualquier tipo de soporte o en su comunicación por cualquier modo; b) carencia de autorización para cualquier clase de esas actividades concedidas por los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual y c) realización intencionada de esas conductas con la concurrencia del dolo específico (ahora ánimo de lucro), definiéndose el aspecto de la culpabilidad por la necesidad de que la acción se realice con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero por lo que es un delito de tenencia cuya consumación no exige ni el lucro efectivo ni el perjuicio. El artículo 270 recoge en su texto cuatro figuras básicas que se integran respectivamente por la reproducción, el plagio, la distribución y la comunicación pública de las obras, debiendo entenderse que "distribución" según el artículo 19 TR 1/96 , no es otra cosa que la puesta a disposición del público del original o copias de la obra mediante su venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: ANA BELEN IRACHETA UNDAGOITIA
  • Nº Recurso: 460/2008
  • Fecha: 05/02/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Como sea que la norma penal no contiene un concepto específico de distribución, se deberá acudir a la Ley de Propiedad Intelectual, que es la que regula los derechos del autor y el objeto de protección para obtener la definición legal de tal conducta. El art. 19 LPI conceptúa la distribución como "la puesta a disposición del público del original de una obra o de copias, mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma". El tipo delictivo de que se trata no establece una cuantía mínima a partir de la cual la distribución de una obra intelectual en la forma que describe deba considerarse delito, por lo que cualquier acto de distribución que se realice, por exiguo que sea el beneficio susceptible de obtención, es constitutiva de delito. Y es claro que en tal sentido debe de interpretarse el tipo con todas las reservas que merezca su aplicación pues, a diferencia de la distinción que realiza el Código Penal en otras infracciones contra el patrimonio y la modalidad del delito contra la propiedad intelectual de que se trata indudablemente lo es, puesto que, en definitiva, protege los derechos económicos derivados de la explotación de la obra, no establece un equivalente entre las faltas, que sería la vía más adecuada para la sanción penal de las acciones en las que el beneficio y perjuicio.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Zaragoza
  • Ponente: SARA ARRIERO ESPES
  • Nº Recurso: 289/2008
  • Fecha: 20/03/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado portaba la mochila y, al ver a los policías, la arrojó al suelo y echó a correr. Ciertamente, en este caso no hubo acto de venta, pero el volumen de cds y dvds ocupados, la variedad de sus contenidos, el ser música latina o española además, siendo que el acusado es de Senegal, conduce indiciariamente a la condena del acusado. Es claro que su conducta, pese a no existir ofrecimiento o venta al público, se encuentra integrada dentro de la distribución, como una fase más en la cadena. El acto de transporte se considera como una fase de la distribución. El material incautado estaba dispuesto para ser vendido a terceros, por lo que el elemento subjetivo fluye sin dificultad, teniendo en cuenta las circunstancias en que se halló, la conducta del acusado y el número de copias ilícitas incautadas. La responsabilidad civil existirá cuando haya realmente perjuicio, y perjuicio sólo hubo en los casos en los que se materializó la venta, pues en relación con las unidades reproducidas y no vendidas, que fueron ocupadas, el peligro no se concretó en perjuicio, y la responsabilidad civil queda embebida en la simple destrucción de los ejemplares ilícitos. De otra manera, de indemnizarse a las compañías con el precio de venta al público de cuantos ejemplares ilícitos se ocuparon, se estaría consagrando a su favor un enriquecimiento injusto, haciéndoles partícipes de un simbólico negocio ilícito sin coste para ellas, que no puede tolerarse.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: BEATRIZ GODED HERRERO
  • Nº Recurso: 230/2008
  • Fecha: 07/01/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Ofrecer a la venta, discos compactos falsificados, es una acción de distribución de los mismos, en una de las modalidades que prevé la ley sin que resulte necesario para estimar consumado el delito, que llegará a realizarse efectivamente ninguna venta, pues se trata de un delito de mera actividad, que se consuma con la mera puesta a disposición del público de los productos, es decir, de la obra obtenida sin autorización, aunque en este caso sí que se llegó a producir, al menos, un acto de venta. El ánimo de lucro resulta evidente cuando de una venta se trata, por mínimo que sea este lucro, considerando que el apelante es, en efecto, el último eslabón en la cadena del ilícito negocio de la reproducción y distribución no autorizadas de las obras musicales y películas, el más expuesto y que menor beneficio obtiene, pero en definitiva, realiza esta actividad para vivir, por lo que no puede negarse que se halla presidida por el ánimo de lucro. La circunstancia de que la actividad del condenado no haya supuesto un gran quebranto en las economías de los titulares de los derechos de explotación de las obras, no puede tener más consecuencia que la inexistente responsabilidad civil, pero no por ello puede quedar impune una conducta apta para producir el perjuicio.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: CARMEN LLOMBART PEREZ
  • Nº Recurso: 298/2008
  • Fecha: 15/10/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El artículo 270 protege un bien patrimonial o moral individual consistente en el interés de explotación exclusiva del titular de los derechos de explotación e integra como acciones nucleares la de reproducir, plagiar, distribuir o comunicar públicamente. Siendo este precepto un tipo cerrado (no una norma penal en blanco), pero descrito con elementos normativos que deben de ser interpretados y explicados conforme a normas no penales. Concretamente la conducta típica de distribución debe de interpretarse conforme a la configuración legal de ese derecho de distribución realizada por la normativa extrapenal definitoria de tal derecho. La distribución típica supone ya la lesión del bien jurídico protegido en cuanto que mediante ella se niega la exclusiva de explotación del titular del derecho y se afecta a la expectativa de ganancia patrimonial que, derivada de ella, éste tiene. No hay duda de que es así cuando se ofrecen en venta y se venden las copias ilegales al público. En ningún caso es necesario para la consumación que se hayan llegado a producir los perjuicios para terceras personas, pues, el Código dice "en perjuicio de tercero", expresión que es distinta a "con perjuicio para tercero ". Se aprecia el delito en el caso de venta de cds "piratas" musicales y otros de películas copiadas, que debe de enmarcarse en la conducta típica de distribución.