• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: FRANCISCO SALTO VILLEN
  • Nº Recurso: 469/2003
  • Fecha: 09/02/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se anula parcialmente la resolución recurrida por no ser totalmente conforme a Derecho al haber procedido a puntuar con cero puntos el mérito consistente en "Experiencia Profesional" prevista en el apartado I del Anexo III de la Convocatoria, la cual debe ser puntuada con la cifra de 2,82 puntos (salvo error de cálculo), y en su virtud se declara: a) Que debe retrotraerse el procedimiento al momento inmediato anterior a la Resolución a fin de que por la Comisión de Valoración se proceda a valorar el mérito de la recurrente por "Experiencia Profesional" con la cifra de 2,82 puntos, conservando todos los actos administrativos posteriores a dicho momento en tanto no resulten afectados por esa nueva calificación. Que no procede estimar las demás pretensiones formuladas por la parte recurrente. La Comisión de Valoración ha infringido las bases al no puntuar la experiencia profesional, pues la actividad de la recurrente se efectuó como farmacéutica en la modalidad de "farmacovigilancia", investigación y clínica de medicamentos y productos sanitarios, sin el incremento del 20% por el ejercicio en el ámbito de la Comunidad Autónoma Asturiana, al haber sido declarado nulo por la Sala. El acto recurrido no incurre en la infracción de los preceptos de la Constitución 14 y 23.2º como dejo sentado la Sala en la Sentencia, de 14-05-2003, recaída en el Recurso especial para la protección de los derechos fundamentales de la persona, con base en los mismos hechos y pretensiones.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SANTIAGO MARTINEZ-VARES GARCIA
  • Nº Recurso: 2897/2005
  • Fecha: 12/03/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso rechazando los motivos de casación. El primero ya que esta Sala ya se ha pronunciado sobre la cuestión en Sentencia de su Sección Séptima de 19 de julio de 2004, declarándose entre otros términos que no hay infracción de la disposición adicional tercera de la Ley 25/1990, pues somete a su Título V -que regula el uso racional de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud- con excepción de lo dispuesto en el artículo 93.2, los productos sanitarios, entre los que se cuentan los absorbentes. El segundo motivo dado que la Sentencia de 17 de noviembre de 1993 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que en referencia al artículo 6 de la Directiva 77/62 admite excepciones a las normas dirigidas a garantizar la efectividad de los derechos reconocidos por el Tratado en el sector de los contratos públicos de suministro. Y en este caso se actuó con arreglo a derecho dada la situación creada y el posible desabastecimiento que podría producirse y que, además, venía a cubrir una situación de excepción como se recogió en el expediente hasta que de inmediato se normalizase la contratación por el procedimiento ordinario establecido en la Ley.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO MARTI GARCIA
  • Nº Recurso: 10677/2004
  • Fecha: 26/06/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso. El motivo primero, ya que se trata de una materia necesitada de intervención por parte de la Administración (puede revisar de oficio el precio de los medicamentos cuando lo exijan cambios en la circunstancias económicas, técnicas o administrativas). Para el supuesto de autos se han cumplido los trámites al efecto exigidos y no se ha causado indefensión al recurrente, ya que se trataba de una especialidad farmacéutica ya comercializada y había sido sometida al respectivo procedimiento al tratarse de una mera revisión a la baja por determinadas circunstancias. El segundo motivo, porque se han cumplido los principios de objetividad, transparencia y suficiencia, pues la Administración ha expuesto la razón que justifica la reducción, y ha concretado la incidencia que esa disminución de costes puede tener en el precio de las especialidades, sin que el recurrente haya probado sus afirmaciones. El motivo tercero, porque al estar en un sector fuertemente intervenido, los principios de libertad de mercado y de libre competencia han de ceder frente a los intereses superiores, entre otras razones, porque el precio final de los medicamentos debe calcularse en función del coste real, de manera objetiva.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SEGUNDO MENENDEZ PEREZ
  • Nº Recurso: 5243/2006
  • Fecha: 10/01/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima parcialmente el recurso, declarando la nulidad de pleno derecho del inciso final del art. 11.3 del Reglamento aprobado por Decreto del Gobierno de Aragón 38/2001, de 13 de febrero, del siguiente tenor: "En ningún caso podrán participar en los concursos, los farmacéuticos de 65 o más años de edad". En cuanto a la prohibición de que participen en el concurso los farmacéuticos de 65 o más años de edad, el inciso final del núm. 3 de ese mismo art. 11 no hace, al recogerla, más que reproducir lo dispuesto en el inciso inicial del núm. 4 del art. 24 de la ley autonómica. Pero aquí, la estimación de este recurso de casación y la del recurso contencioso- administrativo, y la declaración de nulidad de aquel inciso de la norma reglamentaria, se impone, sin necesidad de más argumentos, desde el momento que la STC de fecha 4 de julio de 2011, estimando la cuestión de inconstitucionalidad que planteamos por auto de 15 de abril de 2009, declaró inconstitucional y nulo ese inciso de la norma con rango de ley.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SEGUNDO MENENDEZ PEREZ
  • Nº Recurso: 3791/2001
  • Fecha: 31/01/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Decreto del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura 121/1997, de 7 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de Desarrollo de la Ley 3/1996, de 25 de junio, de Atención Farmacéutica en materia de Oficinas de Farmacia y Botiquines. Estimación en parte, declarando nula la previsión del apartado cuarto del Anexo, que contiene una valoración objetivada del empadronamiento y/o de la integración regional en favor de los vecinos de la Comunidad Autónoma, lo que produce un resultado prohibido por la interdicción de discriminación. Se desestiman los demás motivos de casación, pues no se ha omitido la formulación de la moción, providencia o propuesta de quien tuviera la iniciativa de la disposición de que se trata, y constan los informes necesarios, la documentación que se exige presentar no se considera inútil o irrelevante. La Comunidad de Extremadura tiene competencias para dictar normas relativas al procedimiento de apertura de Botiquines, horario, requisitos mínimos, funcionamiento y cierre.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JOSE DE BELLMONT Y MORA
  • Nº Recurso: 411/2014
  • Fecha: 26/10/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sentencia apelada inadmite recurso por falta de acción, resolución del Secretario Autonómico de la Consellería de Sanidad, que desestima recurso de alzada contra resolución de la DG de Farmacia y Productos Sanitarios por el pago tardío de los medicamentos dispensados a los usuarios de la sanidad pública, todo ello por importe de 3655 €. La Generalidad Valenciana planteo y se estimó por el Juzgado la falta de acción de los farmacéuticos, considerados individualmente, para la reclamación efectuada. Sin embargo dicha legitimación les fue reconocida en vía administrativa y debemos recordar que el reconocimiento de legitimación en vía administrativa, impide negar tal legitimación en vía jurisdiccional. Se estima el recurso de apelación. Y la Sala estima también el recurso contencioso-administrativo en su día interpuesto: no se puede cuestionar la validez jurídica de establecer mediante convenio un régimen jurídico de pago donde no se contempla el periodo de carencia en el devengo de intereses de dos meses. Se ratificar el sistema vigente en el convenio. El concierto firmado por la Consejería de Sanidad y los Colegios de Farmacéuticos es un Acuerdo Marco tal como establece el artículo 9.1 del Decreto Ley 2/2013 de la Comunidad Valenciana, establece las condiciones de concertación para la ejecución de la prestación farmacéutica a través de las oficinas de farmacia de la Comunidad Valenciana.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PABLO MARIA LUCAS MURILLO DE LA CUEVA
  • Nº Recurso: 6174/2006
  • Fecha: 06/10/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Tribunal Supremo desestima el recurso de casacion contra la Sentencia del TSJ de Asturias que desestimó el recurso contencioso-administrativo promovido por el procedimiento de protección de DDFF, contra la resolución dictada en el procedimiento de revisión de las recetas dispensadas por la farmacia de la recurrente en los términos del concierto por el que se fijan las condiciones para la prestación farmacéutica a través de las oficinas de farmacia del Principado de Asturias. El TS, tras recordar que la LJCA no exige que, para impugnar un acto administrativo por este proceso especial se deba agotar antes la vía administrativa, y que en el mismo no cabe plantear cuestiones de legalidad ordinaria que en sí mismas no afectan a los derechos fundamentales alegados, precisa que el procedimiento de revisión de recetas no es un procedimiento sancionador, ni formal ni materialmente. Descartado que estemos ante una actuación sancionadora, no es posible sostener que ha sido lesionado el derecho a la tutela judicial efectiva a causa de una actuación administrativa. Tampoco hubo en realidad indefensión pues la recurrente fue representada por el Colegio profesional, de acuerdo con un Concierto no cuestionado por ella en su momento, y su posición y sus alegaciones fueron hechas valer ante la Administración a lo largo de la fase de revisión de las recetas. Tampoco se ha ofrecido un término de comparación válido para que prospere la queja de discriminación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS MARIA DIEZ-PICAZO GIMENEZ
  • Nº Recurso: 5833/2011
  • Fecha: 21/02/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso de casación interpuesto por el Abogado del Estado y por empresa farmacéutica. Se estima parcialmente éste último, mientras que el primero resulta desestimado, al confirmarse el criterio de que es necesario que el medicamento genérico esté efectivamente comercializado, conforme ha establecido la reciente Jurisprudencia. Ha existido incongruencia omisiva respecto a la cuestión de los intereses. La indemnización de daños y perjuicios constituye una deuda de valor, en el sentido de que debe corresponder al importe económico de la lesión efectivamente padecida. Sólo de este modo puede quedar satisfecho el principio de reparación íntegra del daño, piedra angular del sistema de responsabilidad patrimonial de la Administración. El principal de la indemnización debe consistir únicamente en la diferencia de ingresos que, como consecuencia de la aplicación de la Orden SAS73499/2009, sufrió la mercantil recurrente en el período comprendido entre el 5 de mayo de 2010 -fecha en la que se activó el conjunto C-166-, y el día en que en todo caso se le hubieran aplicado las previsiones de la Orden SPI/3052/2010. La cifra que resulte deberá ser actualizada a la fecha en que se presentó la demanda, teniendo en cuenta el índice oficial de precios al consumo y, una vez actualizada, la suma resultante devengará intereses legales hasta el momento del pago.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ENRIQUE LECUMBERRI MARTI
  • Nº Recurso: 3882/2011
  • Fecha: 02/10/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso de casación contra sentencia que anula en parte la Orden del Ministerio de Sanidad y Consumo SCO/3803/2008, de 23 de diciembre, por la que se aprueban los nuevos conjuntos de medicamentos, sus precios de referencia, y se revisan los precios de referencia. La Sala de instancia interpretó los artículos 86, 93 y 96 de la Ley del Medicamento y considera que de los mismos se deriva que los medicamentos incluidos en un conjunto deben ser medicamentos comercializados y no sólo con decisión de financiación del Sistema Nacional de Salud. Esta es la tesis mantenida por la Audiencia Nacional desde su sentencia de 9 de diciembre de 2010. Tras rechazar el Alto Tribunal la causa de inadmisibilidad opuesta de contrario, relativa a la supuesta novación del motivo casacional, el recurso de casación resulta desestimado, conforme se resolvió anteriormente en la STS de 11 mayo de 2011, y en virtud del principio de seguridad jurídica y unidad de doctrina, se adopta, la conclusión mantenida en aquélla, referida a la necesidad y exigencia de que para formar conjuntos de medicamentos se tengan en cuenta no sólo aquellos medicamentos genéricos con decisión de financiación por el Sistema Nacional de Salud, sino que además estén comercializados, para con posterioridad poder fijar los precios de referencia tal y como establece la LM.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ENRIQUE LECUMBERRI MARTI
  • Nº Recurso: 284/2010
  • Fecha: 27/12/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de los particulares y estima el de la Administración Autonómica. Particulares: A la hora de valorar si los recurrentes en casación debieron ser emplazados al recurso contencioso-administrativo, debe prestarse atención a la resolución que era objeto de impugnación en el mismo. Se trataba de un acto administrativo dirigido a una pluralidad indeterminada de interesados. Siguiendo doctrina del Alto tribunal en aquellos casos en que se impugne una disposición de carácter general, cuando se dirijan los recursos contra actos con destinatario plural e indeterminado, no será necesario el emplazamiento individualizado de posibles interesados, ni podrá estimarse en consecuencia infringido el artículo 49.1 de la LJCA por su falta de llamada al litigio. Cabe añadir que, habiendo tenido los recurrentes la oportunidad de refutar la fundamentación de la sentencia de instancia en su recurso de casación, ninguna objeción de fondo han opuesto a aquélla. Administración: Por lo que se refiere a la distinta valoración en el capítulo de formación de postgrado. La aducida por su parte semejanza entre las funciones de los farmacéuticos especialistas en farmacia hospitalario, tal como se desprende de su regulación en el artículo 82.2 de la Ley del Medicamento, en relación con el artículo 1 de la Ley 16/1997 reguladores de las funciones de las oficinas de farmacia, pone de manifiesto la existencia de una justificación en el trato desigual dado a aquéllos.