• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: EDUARDO DE PORRES ORTIZ DE URBINA
  • Nº Recurso: 1829/2017
  • Fecha: 29/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La denuncia de incongruencia omisiva de una sentencia conlleva la exigencia procesal de acudir previamente al trámite del artículo 267 LOPJ. La circunstancia de drogadicción, para que pueda eximir de responsabilidad, exige haber anulado la voluntad del agente. El motivo esgrimido al amparo del artículo 849.1 LECrim exige pleno respeto al relato de hechos probados. No es válido cualquier clase de estímulo para causar una atenuación de la responsabilidad criminal, y se ha excluido el arrebato en los casos de simples reacciones coléricas. La atenuante de confesión exige: a) Una confesión. b) Cuyo sujeto activo sea el culpable. c) La confesión deberá ser veraz en lo sustancial. d) La confesión deberá mantenerse en el proceso. e) La confesión habrá de hacerse ante la autoridad. La invocación en casación del derecho a la presunción de inocencia permite al Tribunal constatar si: a) Ha existido prueba suficiente. b) Constitucionalmente obtenida. c) Legalmente practicada. d) Racionalmente valorada. No es posible apreciar la existencia de una agresión ilegítima en supuestos de riña mutuamente aceptada porque en ese escenario de pelea recíprocamente consentida, los contendientes se sitúan al margen de la protección penal al ser actores provocadores cada uno de ellos del enfrentamiento
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: JOSE BALDOMERO LOSADA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 28/2017
  • Fecha: 27/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No se considere acreditada la pérdida completa del diente mencionada en el informe de sanidad ratificado en el acto del juicio. Además para poder apreciar la deformidad se deben utilizar los siguientes parámetros: la relevancia de la afectación; las circunstancias de la víctima en las que ha de incluirse la situación anterior de las piezas afectadas; y la posibilidad de reparación odontológica de la pieza o piezas afectadas, pero sin que ello suponga acudir a medios extraordinarios. Se pudo apreciar que el perjuicio estético, aun sin reparación, era relativo por cuanto que el estado general que presentaba la dentadura era bastante deficiente. Para la consideración de la circunstancia de legítima defensa es necesaria una agresión ilegítima, injustificada, fuera de razón, y debe ser también actual e inminente, esto es, un peligro real y objetivo con potencia de dañar. Las manifestaciones del acusado, que claramente descartan una embriaguez relevante a los efectos que interesa, corroboradas por el informe de urgencias y las de los demás clientes que declararon en el juicio, impiden toda atenuación de la responsabilidad en tal sentido.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Cuenca
  • Ponente: JAVIER MARTIN MESONERO
  • Nº Recurso: 110/2018
  • Fecha: 27/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se trata de valorar la credibilidad de las personas que deponen en el plenario y esa facultad compete al juzgador bajo cuya inmediación se practica la prueba. El control propio de la apelación es sobre la razonabilidad de la decisión, y en este caso la juzgadora analiza de forma detallada cada una de las declaraciones y demás elementos probatorios, y explica sobradamente por qué considera más creíble las declaraciones de los apelados frente a la versión de descargo del acusado, y sus conclusiones por razonadas y razonables deben compartirse en la alzada. La eximente completa de legítima defensa no puede estar basada en meras especulaciones o sospechas, sino en datos tan ciertos e inequívocos como el hecho mismo cuya demostración no corresponde a la acusación, a la que incumbe solo acreditar la culpabilidad y participación en el hecho punible, pero no acreditar que ninguna circunstancia de exención o modificación de la responsabilidad ha concurrido en el culpable. La presunción de inocencia en forma alguna despliega su eficacia sobre algo en principio anormal, cual es una circunstancia de inimputabilidad. No consta acreditada la agresión ilegítima, pues no resulta suficiente al efecto la declaración del propio acusado y de su hermano, máxime cuando no existen constancia o vestigio alguno de lesión sufrida por el recurrente.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Cartagena
  • Ponente: JUAN ANGEL PEREZ LOPEZ
  • Nº Recurso: 69/2018
  • Fecha: 27/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Sólo cabe revisar la apreciación hecha por el juzgador de instancia de la prueba practicada en el acto del juicio oral en la medida en que aquélla no dependa sustancialmente de la percepción directa o inmediación de la que la misma dispuso en exclusividad. Existe prueba de cargo concluyente para llegar a la condena del denunciado, como es la declaración del denunciante, corroborada por la asistencia médica de que fuera objeto tras la agresión, informe del médico forense y la testifical. No cabe hablar de agresión ilegitima por parte del denunciante al denunciado cuando discutía aquel con otros menores, ni miedo insuperable sin que conste en que consistía el dicho miedo y que este fuese insuperable frente a un menor de edad que solo discutía con otros menores. Tampoco se puede apreciar subsidiariamente la eximente incompleta del art 21.1º CP relacionada con las anteriores, ya que las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, también deben ser objeto de prueba por quien las alega o sostiene, lo que no se da en el presente caso, ni resultan en absoluto de los hechos probados.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MONTERDE FERRER
  • Nº Recurso: 1593/2017
  • Fecha: 27/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delito de apropiación indebida por vaciamiento del principal activo inmobiliario de entidad mercantil dedicada al estacionamiento de vehículos. El TS recuerda los elementos propios del delito de apropiación indebida y, en el caso concreto, afirma que concurrieron todos los referidos elementos ya que los recurrentes, "con plena conciencia del exceso en las facultades conferidas, lograron hacer suyo el único activo patrimonial de la sociedad -un aparcamiento- a la que vacían del único bien que generaba rentas y lo hacen alcanzando el punto de no retorno (...). A mayor abundamiento, los acusados arrendaron el parking a otras personas distintas del arrendatario inicial con quien había contratado Atocha 70 y como propietarios del mismo, pasan a percibir la renta del arrendamiento que anteriormente percibía Atocha, algo que despeja cualquier duda que pudiera persistir sobre el hecho de haber alcanzado el punto de "no retorno" que se cuestiona por los recurrentes". Finalmente, da la razón a distintos recurrentes en relación con la indebida aplicación del artículo 124 del Código Penal (condena al pago de costas) dado que "cuando sean varios los condenados, y además exista una pluralidad de delitos, debe realizarse un primer reparto en razón a estos últimos, distribuyendo luego la parte correspondiente entre los distintos condenados".
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Donostia-San Sebastián
  • Ponente: JORGE JUAN HOYOS MORENO
  • Nº Recurso: 3080/2018
  • Fecha: 15/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El perjudicado ha venido presentando un mismo relato respecto al origen de las lesiones que presentaba y el autor de las mismas, el modo en que la agresión se lleva a cabo, presentando un relato suficientemente sólido, coincidente y coherente, con persistencia en la incriminación, constatándose además la existencia de corroboraciones periféricas. La eximente de legítima defensa como causa excluyente de la antijuricidad o causa de justificación, está fundada en la necesidad de autoprotección. La eximente se asienta en dos soportes principales que son, una agresión ilegitima y la necesidad de defenderse por parte de quien sufre aquella. Se infiere de los hechos probados que fue el propio apelante no solo quien principió el enfrentamiento físico sino la única persona que, en todo caso, hizo uso de la violencia, por lo que no es posible de ningún modo apreciar el requisito de la agresión ilegítima por parte del lesionado. Ante la ausencia del presupuesto de una agresión ilegítima por parte del perjudicado, que se configura como condictio sine qua non para la apreciación de la legítima defensa, tanto en su modalidad completa como incompleta, rechaza el Tribunal de plano la eximente invocada.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pamplona/Iruña
  • Ponente: FERMIN JAVIER ZUBIRI OTEIZA
  • Nº Recurso: 684/2018
  • Fecha: 13/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La utilización por el recurrente de una botella de cristal no puede considerarse que fuere estrictamente necesaria para evitar una continuidad de la agresión. Frente al puñetazo recibido, que no causó lesión relevante, el hecho de propinar un golpe con una botella de cristal supone un exceso en la conducta defensiva, dado que el uso de esa botella no era estrictamente necesario para evitar una continuidad de la agresión, existiendo otras alternativas defensivas menos gravosas o lesivas. No concurre el requisito de la necesidad racional del medio empleado para impedir o repeler esa agresión, lo que impide la aplicación de la eximente completa de legítima defensa. Si bien el acusado pudo actuar con la intención de defenderse frente a una agresión, sin embargo, existió un claro exceso en el medio utilizado para la defensa, que no guardaba la debida proporcionalidad con la agresión de la que era objeto, implicando un exceso en la legítima defensa.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: ANTONIO FERRER GUTIERREZ
  • Nº Recurso: 141/2018
  • Fecha: 13/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tribunal del Jurado. Motivación del veredicto: No puede exigirse a los ciudadanos el mismo grado de razonamiento intelectual y técnico que a un juez profesional. Por ello es suficiente que conste en el acta de votación la expresión de los elementos de convicción y una sucinta explicación de las razones por las que han admitido o rechazado como probados unos determinados hechos. Con ello se configura la motivación del veredicto, que debe ser lo suficientemente explícita para que el Magistrado-Presidente pueda posteriormente dictar la correspondiente sentencia expresando el contenido incriminatorio de esos elementos puestos de manifiesto por el jurado. Partiendo de la base de que igualmente ha presenciado directamente el juicio y en su momento procesal ha considerado que existe prueba valorable que impide su disolución anticipada y ha redactado el objeto del veredicto con todos los trámites que posteriormente ello determina. Labor para la que necesariamente deberá contar con una mínima motivación que le permita desarrollar esa tarea complementaria de carácter técnico, ya que de no ser así se dictaría sentencia sin una intervención real del jurado.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Lleida
  • Ponente: VICTOR MANUEL GARCIA NAVASCUES
  • Nº Recurso: 174/2018
  • Fecha: 13/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delito de lesiones y delito leve de lesiones. Agresión mutua, sin que se pueda determinar cuál de las dos comenzó la agresión. El hecho de que una de ellas presentara antes la denuncia, no permite deducir quien fue la primera en agredir. En este contexto no es posible apreciar la eximente de legítima defensa,los intervinientes en una pelea recíprocamente consentida se convierten en agresores, y en tal caso las mutuas agresiones no merecen el calificativo de defensivas, lo que supone la ausencia de la agresión ilegítima sin la cual no se justifica en general la necesidad de defensa porque uno de ellos agrede al otro, sin excluir que él a su vez también sea agredido por el contrario. Determinación de la pena de multa; a falta de elementos justificativos de dicha capacidad, se viene entendiendo como adecuada para satisfacer el carácter aflictivo de la pena una suma de alrededor de 10 euros.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pamplona/Iruña
  • Ponente: JOSE JULIAN HUARTE LAZARO
  • Nº Recurso: 633/2018
  • Fecha: 09/11/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se confirma la sentencia de condena por delito de lesiones agravado por uso de instrumento peligroso.Un vaso de cristal tiene esa naturaleza ,dado el indudable incremento de la capacidad vulnerante y riesgo para la integridad física del ofendido y el dolo del autor que tuvo que representase el resultado lesivo, de una acción como la desarrollada, propinar un golpe con un vaso en la cara. No se puede apreciar la concurrencia de una circunstancia de legitima defensa, dados los términos de los hechos probados, donde se produce una agresión por parte del acusado. No prospera el recurso del fiscal que pretendía se apreciara alevosía. No se puede agravar una condena sin haber presenciado la prueba y no se trata de una cuestión jurídica. Los hechos probados no describen una situación de alevosía y se razona en la sentencia de instancia que no se puede apreciar por faltar el elemento subjetivo.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.