• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pontevedra
  • Ponente: MARIA CRISTINA NAVARES VILLAR
  • Nº Recurso: 528/2019
  • Fecha: 29/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Frente a la sentencia de instancia que condena al acusado como autor responsable de un delito de amenazas leves contra la mujer, se alza el mismo, con invocación de error en la valoración de la prueba. El recurso versa, exclusivamente, sobre la concurrencia de la circunstancia de embriaguez en cualquiera de sus modalidades, como eximente completa, incompleta o como atenuante analógica. Y, sabido es que la apreciación de circunstancias modificativas solo será posible si resultan tan acreditadas como el hecho mismo. Con carácter general, el mero hecho de que una persona sea alcohólica o haya ingerido bebidas alcohólicas no significa, sin más, que tenga afectadas sus capacidades intelectivas y volitivas y, de tenerlas, en qué grado. Y en el presente caso, el que un agente de la Policía Local refiera que parecía que el encausado había bebido algo de más, eso no es prueba suficiente de que al tiempo de los hechos se hallara en situación de embriaguez y que tuviese de algún modo afectadas sus facultades intelectivas y/o volitivas. Es más, la dueña del bar en el que acaecieron los hechos manifestó que recuerda que ese día pidió un agua y que antes le había servido un café. El hecho de que hubiera sido trasladado al Centro de Salud y que presentase un síndrome de ansiedad no significa que la misma fuera consecuencia del consumo abusivo de alcohol, siendo significativo que tal circunstancia no conste en los partes médicos asistenciales. Procede la desestimación del recurso.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: DIEGO DE EGEA TORRON
  • Nº Recurso: 949/2018
  • Fecha: 25/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Cuando las lesiones causadas son de mayor entidad o se producen en otras zonas del cuerpo, y han sido producidas por el responsable de los hechos para vencer la resistencia de la victima, ha de entenderse que se ha cometido también un ilícito penal de lesiones en concuso medial con la agresión sexual, y cuando las lesiones son producidas con posterioridad a doblegar la voluntad de la victima contraria a la relación sexual, siendo innecesaria dicha violencia, se habrá cometido también un ilícito penal de lesiones en concurso real con el delito de agresión sexual. Del relato de los hechos probados se determina un resultado lesivo separable, que no es producto del acceso carnal, sino un medio para conseguirlo, existiendo por ello, una diversidad de bien jurídico protegido, requiriendo por ello una condena autónoma.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 10023/2019
  • Fecha: 24/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delitos de violación y delito leve de lesiones. El TS estima parcialmente el recurso y absuelve al recurrente del delito leve de lesiones. En primer lugar, el TS desestima todos los motivos relativos a la suficiencia de la prueba de cargo y corrección en la calificación de los delitos de violación. En concreto sostiene que no se trata en este caso de prueba indirecta o indiciaria, en la cual la alternativa más favorable no seleccionada como aceptable por el Tribunal sentenciador conduce a la vulneración del derecho constitucional a la presunción de inocencia. Se trata de la valoración de prueba directa que ha sido analizada y valorada con racionalidad, existió prueba de cargo que fue debidamente razonada, por lo que el motivo no puede prosperar desde el ámbito de la vulneración de la presunción constitucional de inocencia. Y, en segundo lugar, en relación con el delito leve de lesiones, afirma que la conducta de lesiones leves tipificada como falta al tiempo de la comisión de los hechos, no ha sido despenalizada por la LO 1/2015. Ha pasado a tener la consideración típica de delito leve, con mayor extensión de la pena de multa prevista, pero sometido a una condición de perseguibilidad, la denuncia del agraviado. Aún sustanciada por conexidad en el interior de un proceso por delito, estamos ante la tramitación de una falta, donde la actividad típica que sancionaba se encuentra ahora sometida al régimen de denuncia previa.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: EDUARDO DE PORRES ORTIZ DE URBINA
  • Nº Recurso: 1334/2018
  • Fecha: 23/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El hecho de tocar los genitales de los menores, colocar el pene sobre sus nalgas o pegados a sus bocas mientras dormían constituyen actos de inequívoco contenido sexual, como el propio relato de la sentencia indica, por lo que tales actos pueden ser subsumidos en el concepto penal de abuso sexual a que se refiere el artículo 183 Código Penal. El abuso sexual consiste en un contacto corporal o tocamiento impúdico o cualquier otra exteriorización o materialización con significante sexual. En el delito de abuso sexual el ánimo libidinoso, aunque es normal que concurra, no es un requisito del tipo y, por tanto, su inexistencia no determina la ausencia de tipicidad de la conducta. El tipo subjetivo exige el conocimiento de la naturaleza sexual del acto que se ejecuta, lo que implica, a su vez, la conciencia de afectación del bien jurídico. El abuso sexual lesiona la indemnidad sexual de la víctima aun cuando ésta no perciba la conducta lesiva. La sanción de la conducta no puede depender de que la víctima sea consciente de la acción. El límite de cumplimiento de la pena de internamiento se cifra en el límite máximo de la pena abstracta correspondiente al delito cometido. Sólo ha de tener en cuenta ese máximo legal posible de duración de la pena si no hubiera habido eximente, y no tiene obligación de determinar en concreto cuál habría sido esa pena de no haber concurrido la eximente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 10043/2019
  • Fecha: 18/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Animus necandi. Prueba de la inimputabilidad, total o parcial. Razonabilidad de la decisión del Tribunal del Jurado. Prisión permanente revisable. Invocación del principio "non bis in idem". Cuestión nueva: no fue planteada ante el TSJ del País Vasco ni ante la Audiencia Provincial constituida como Tribunal del Jurado. La STS 716/2018, de 16 de enero de 2019, resuelve un caso diferente al ahora enjuiciado. La STS 716/2018, de 16 de enero de 2019, lleva a cabo declaraciones acerca de las similitudes y diferencias, de la circunstancia hipercualificante, en tanto que la víctima sea menor de dieciséis años de edad, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad (art. 140.1ª), con la alevosía y el abuso de superioridad. Distinto fundamento y alcance de las agravaciones previstas en el art. 139 y las del 140.1 del Código Penal. Requisitos legislativos para aplicar la pena de prisión permanente revisable. No tendría sentido castigar con la pena de prisión permanente revisable la muerte alevosa de un menor de 15 años, cuya alevosía quedara prefijada como consecuencia de un ataque sorpresivo frente a víctima menor de 16 años, y por consiguiente no desvalido, pues en tal caso no podría alegarse non bis in idem, al ser el fundamento distinto, y sancionar, en cambio, el hecho que ahora revisamos relativo a la muerte de un bebé de 17 meses de edad con una pena menor. No ha existido infracción de Ley ni el caso es igual que el precente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 1031/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Hay que recordar sobre el sistema "SITEL" que las acreditaciones individualizadas a los miembros de las unidades de investigación para acceder al sistema permiten visualizar su contenido, pero nunca modificarlo. Son pues usuarios pasivos de la información y cumpliendo lo ordenado por la autoridad judicial proceden a volcar a un soporte CD/DVD el contenido de la intervención correspondiente, volcado que implica nueva certificación digital de cada soporte empleado.Todos eran conscientes de que se estaban dedicando a remesar cantidades de dinero que por su importancia sólo podían proceder de una actividad delictiva, lo que excluye la comisión imprudente del delito.Los agentes cumplen con poner a disposición del Juez los elementos incriminatorios que hacen presumir vehementemente la existencia de una actuación delictiva.La validez de la confesión no depende de los motivos internos del confesante sino de las condiciones externas y objetivas de su obtención.La organización supone generalmente la existencia de una estructura de cierta complejidad, con intención de una mínima permanencia temporal. La codelincuencia se apreciaría en los casos de agrupaciones de solo dos personas, o cuando estando integradas por más de dos personas, se hubieran formado fortuitamente para la comisión inmediata de un delito.La complicidad se apreciará cuando no concurriendo las circunstancias de la cooperación necesaria existe una participación accidental, no condicionante y de carácter secundario.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 10031/2019
  • Fecha: 15/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Procedimiento ante el Tribunal del Jurado. Delito de asesinato. Artículos 138 y 139 del Código Penal. Recurso de casación por infracción de Ley, al amparo del artículo 849.1 LECrim. Análisis de la alevosía: jurisprudencia de la Sala. La anomalía o alteración mental como causa eximente total o parcial de la responsabilidad penal. La reparación del daño como circunstancia atenuante (artículo 21.5º CP): la cuantificación de la reparación del daño. El artículo 109 CP: el importe de la cuantía indemnizatoria establecida en sentencia y la posibilidad de su revisión a través del recurso de casación. La aplicación del baremo establecido para los accidentes de tráfico como referencia orientativa. El derecho a la tutela judicial efectiva y el deber de motivación de las resoluciones judiciales: ámbito de control a través del recurso de casación. La prueba indiciaria.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMIRO JOSE VENTURA FACI
  • Nº Recurso: 1432/2018
  • Fecha: 15/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el caso, se cumple el supuesto típico de abuso sexual del artículo 181.1 y 2 del Código Penal pues sin prestar consentimiento alguno la víctima, el acusado atentó contra su libertad o indemnidad sexual sobre persona que se hallaba privadas de sentido o en situación de trastorno mental -coma etílico-. Dicho delito se produjo en grado de tentativa, lo que resulta posible siempre que se exteriorice por actos o conductas del agente aquel propósito libidinoso o finalidad de satisfacción sexual de su comportamiento, pero sin llegar a ejecutar el acto material del contacto corporal, por causa o accidente ajeno a su voluntad, como fue la intervención de la policía antes de que el acusado consumara la penetración anal que pretendía.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Palma de Mallorca
  • Ponente: JAIME TARTALO HERNANDEZ
  • Nº Recurso: 12/2019
  • Fecha: 10/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Las pruebas practicadas permiten acreditar que el acusado acometió de forma violenta a la víctima con la intención de atentar contra su libertad sexual, llegando a efectuar algunos tocamientos con una actitud de violencia dirigida a vencer la resistencia de la víctima y lograr así agredirla sexualmente, actitud que es suficiente dada la edad de la misma (86 años), para considerar consumada la agresión sexual.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SUSANA POLO GARCIA
  • Nº Recurso: 10681/2018
  • Fecha: 10/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La declaración de la víctima puede ser prueba de cargo suficiente cuando fuera la única prueba, lo que no es extraño que suceda en casos de delitos contra la libertad sexual, porque los hechos se producen en lugares ocultos y no suele ser fácil hallar pruebas concluyentes diferentes a las manifestaciones de la víctima. La doctrina más reciente, encuentra el fundamento de la responsabilidad civil subsidiaria, prescindiendo de razones subjetivas y la sitúa en consideraciones de orden objetivo. Si bien la actuación del condenado penal se ha producido excediéndose de los mandatos expresos o tácitos del titular de la empresa acusada como responsable civil subsidiaria, lo cierto es que lo relevante es que la persona elegida para desempeñar una determinada función actúe delictivamente en el ejercicio de dichas funciones (culpa in eligendo), y las desarrolle con infracción de las normas penales sin que los sistemas ordinarios de control interno de la empresa los detecte (culpa in vigilando).La responsabilidad civil directa frente al perjudicado de los aseguradores que hubieren asumido el riesgo de las responsabilidades pecuniarias derivadas del uso o explotación de cualquier bien, empresa, industria o actividad, incluye expresamente los supuestos en que el evento que determine el riesgo asegurado sea "un hecho previsto en este Código", es decir, un delito doloso o culposo, sin perjuicio de la facultad de los aseguradores de repetición contra el autor del hecho.