• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 511/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia declara la nulidad de la cláusula sobre gastos incluida en el préstamo hipotecario en cuanto impone a los prestatarios el pago de todos los gastos de Notaría, Registro de la Propiedad, y otros como los de gestoría. Banco Santander impugna la resolución por entender que se ha infringido la doctrina sobre las cláusulas abusivas. La Sala en la sentencia dictada recuerda la doctrina desarrollada por el Tribunal Supremo en la que declara la abusividad de este tipo de cláusulas en préstamos con consumidores que atribuyen indiscriminadamente al consumidor el pago de todos los gastos que genera la operación, con la consecuencia de que dicha imposición produce un desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes, por lo que tales cláusulas son nulas. En lo que respecta a los gastos de Notaría, la obligación de pago de los derechos corresponderá a los que hubieren requerido la prestación de los servicios del Notario y, en su caso, a los interesados. Los derechos del Registro de la Propiedad se pagarán por aquél o aquellos a cuyo favor se inscriba o anote el derecho, siendo exigibles también a la persona que haya presentado el documento. Así, el Arancel de los Registradores imputa los gastos directamente a aquél que lo inscriba, la garantía es para el banco prestamista. El gasto de gestoría deriva de una serie de gestiones que no necesitan de un profesional, podrían realizarse por el cliente o el banco, el gasto corresponde abonarlo por mitad.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER PEÑAS GIL
  • Nº Recurso: 170/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia estima parcialmente la demanda que solicita se declare la nulidad de la cláusula del préstamo con garantía hipotecaria que impone los gastos derivados de su constitución al prestatario. El TS resuelve sobre la nulidad de una cláusula similar que atribuye todos los gastos causados por la constitución de un préstamo hipotecario al prestatario, porque, no solo no permite una mínima reciprocidad en la distribución de los gastos, sino que hace recaer su totalidad al hipotecante a pesar de que la aplicación de la normativa reglamentaria permitiría una distribución equitativa. Sobre las consecuencias de esa declaración, el mismo TS indica que acordada su expulsión del contrato, habrá de actuarse como si tal cláusula no hubiera existido, el pago de los gastos deberá afrontarlo la parte a la que corresponda según el ordenamiento jurídico a la firma del contrato. Los gastos de Notaría se abonarán por los interesados, banco y cliente por mitad. Y la misma solución debe adoptarse respecto de la escritura de modificación del préstamo. Los del Registro se abonarán por quien tenga interés en asegurar el derecho que se deba inscribir, el banco. En cuanto a los gastos de gestoría, no existe norma legal que atribuya su pago a una u otra parte, en la práctica se trata de realizar una serie de gestiones, llevar la escritura al Notario, a Hacienda, que pueden realizarse por cualquiera de las partes, y que benefician a ambos, el gasto deberá ser sufragado por mitad.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 312/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia declara la nulidad de la cláusula que impone los gatos derivados de la hipoteca al prestatario. Al respecto la Audiencia recuerda la doctrina del TS que prácticamente ha resuelto las dudas existentes en relación a la nulidad de la cláusula sobre gastos destacando las siguientes consecuencias. Los gastos son pagos que han de hacerse a terceros como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario. La declaración de abusividad no puede conllevar que esos terceros dejen de percibir lo que por su ley les corresponde. Declarada la nulidad de la cláusula y acordada su expulsión, habrá de actuarse como si tal cláusula nunca se hubiera incluido, y el pago de los gastos discutidos deberá ser afrontada por la parte a la que corresponda. En nuestro Derecho interno nos encontraríamos con una situación asimilable a la del enriquecimiento injusto, el banco se habría lucrado indebidamente al ahorrarse unos costes que, mediante la cláusula abusiva desplazó al consumidor. Respecto al impuesto de actos jurídicos documentados, el sujeto pasivo es el prestatario. Los gastos de notaría, prevalece la consideración unitaria del conjunto, la obligación de pago corresponderá a los que hubieren requerido la prestación de las funciones. Interesa a ambas partes, por lo que los costes de la matriz deben distribuirse por mitad. En lo que atañe al Registro, la garantía se inscribe a favor del banco prestamista que deberá asumir el pago de los costes.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 330/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de la Sala viene a resumir la doctrina del Tribunal Supremo en torno a la abusividad de la cláusula sobre gastos, en contratos de préstamo con consumidores, sin negociación, y de manera predispuesta, se atribuyen al consumidor el pago de todos los gastos que genera la operación, con la consecuencia de que dicha imposición produce un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes, por lo que tales cláusulas son nulas. Los pagos a los que se refiere la cláusula son a terceros como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario. La declaración de abusividad no puede conllevar que esos terceros dejen de percibir lo que por ley les corresponde. Decretada la nulidad de la cláusula y acordada su expulsión del contrato, habrá de actuarse como si tal cláusula nunca se hubiera incluido, y el pago de los gastos deberá ser afrontada por la parte a la que corresponde. Detallando los gastos, y por lo que respecta al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, el sujeto pasivo es el prestatario. De los gastos de Notaria, la matriz corresponde abonarla al prestatario, salvo que exista un pacto entre las partes. Las copias se abonarán por quien las solicite. Los gastos de Notaría se abonarán por mitad entre banco y prestamista, interesa a ambos. La inscripción en el Registro interesa al banco, en cambio, la escritura de cancelación al prestatario, se distribuye el pago de ésta forma.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER PEÑAS GIL
  • Nº Recurso: 617/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cláusula controvertida atribuye a los prestatarios los gastos de tasación, notariales, registrales, y tributos, sin que se haya acreditado su efectiva negociación. El Tribunal Supremo resuelve sobre la nulidad de una cláusula similar a la que nos ocupa, atribuyendo al prestatario todos los gastos causados por la constitución de un préstamo hipotecario. Con posterioridad el mismo tribunal indica que este tipo de cláusulas producen un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes, de no existir la cláusula, el consumidor no tendría que pagar todos los gastos e impuestos de la operación. Expulsada la cláusula del contrato habrá que afrontar a quien le corresponde el pago de estos gastos, la nulidad exige el restablecimiento de la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula. La intervención notarial interesa a ambas partes, los costes de la matriz de la escritura deben distribuirse por mitad, la normativa notarial habla de interesados, sin especificar, interesado es el prestamista y el prestatario. Los gastos de Registro según su Arancel, se pagarán por aquel a cuyo favor se inscriba el derecho, siendo el banco prestamista quien debe abonar el pago, se inscribe a su favor. Es sujeto pasivo del Impuesto de transmisiones y AJD el prestatario, por tanto, conforme a la Ley que lo regula, deberá abonar el impuesto el prestatario. En definitiva, procede estimar parcialmente el recurso.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS AURELIO SANZ ACOSTA
  • Nº Recurso: 40/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La hipoteca multidivisa es un préstamo con garantía hipotecaria a interés variable en el que la moneda de referencia y las cuotas de amortización suele estar referenciadas al Libor, esto es, tasa de interés interbancaria del mercado de Londres. La fluctuación de la divisa supone un recálculo constante del capital prestado, difícil saber por el prestatario lo que va amortizando. La sentencia de instancia declara la nulidad parcial del préstamo en los contenidos relativos a la opción multidivisa, acogiendo la acción de error en el consentimiento aunque en combinación con la acción de nulidad por abusividad ante la falta de transparencia. El TS ha declarado que la acción de error en el consentimiento es inviable para declarar la nulidad parcial, pues afecta a elementos esenciales del contrato que viciarían la totalidad del mismo y no sólo del clausulado multidivisa. Procede estimar el recurso en lo referido a éste extremo. Respecto de la acción de nulidad por falta de transparencia y abusividad, las cláusulas multidivisas se consideran condiciones generales de la contratación, por tanto, deben redactarse con claridad y transparencia, el banco debe facilitar la información suficiente para que el prestatario pueda adoptar una decisión comprendiendo las consecuencias económicas del préstamo y los riesgos. En este caso el banco no acredita que diese la información precontractual necesaria para que el cliente tuviese conocimiento real de la trascendencia económica del contrato.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS AURELIO SANZ ACOSTA
  • Nº Recurso: 476/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia declara la nulidad de la cláusula que impone los gastos derivados de la constitución del préstamo con garantía hipotecaria al prestatario. El TS, que resuelve sobre la nulidad de una cláusula similar a la que aquí nos ocupa, que atribuye al prestatario todos los gastos causados por la constitución de un préstamo hipotecario, determinó la nulidad, por abusiva, de la condición general que atribuye al consumidor el pago de todos los gastos e impuestos derivados de la concertación del préstamo hipotecario porque no solo no permite una mínima reciprocidad en la distribución de los gastos producidos como consecuencia de la intervención notarial y registral, sino que hace recaer su totalidad sobre el hipotecante, a pesar de que la aplicación de la normativa reglamentaria permitiría una distribución equitativa. De no existir la cláusula abusiva, el consumidor no tendría que pagar todos los gastos e impuestos de la operación, puesto que en virtud de las disposiciones de Derecho español aplicables (Arancel de los notarios, Arancel de los Registradores, Código Civil, etc.) no le corresponde al prestatario en todo caso el abono de la totalidad de tales gastos y tributos, la introducción de dicha estipulación implica un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes en el contrato. Concluye que los gastos de Notaría se deben abonar por mitad entre prestamista y prestatario también los de gestoría. En cambio, el Registro por el banco.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: JESUS ANGEL SUAREZ RAMOS
  • Nº Recurso: 1466/2018
  • Fecha: 16/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sala asume la nulidad de la cláusula de vencimiento anticipada declarada por la sentencia de primera instancia, establece que la nulidad de la cláusula de gastos conduce a que el tribunal decida a qué contratante corresponde cada uno de los gastos, concluye que los de notaría, gestoría y de tasación corresponden por mitad a ambos, y que los de registro son de exclusiva cuenta del prestamista. Entiende también la sala que es nula por abusiva la cláusula que establece una comisión por recibo impagado. Asimismo entiende la sala que el ITPAJD corresponde al prestatario. Rechaza por el contrario la sala la nulidad de la comisión de apertura. La sala estima que la estimación de la demanda ha sido parcial, y hace condena en costas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: EDUARDO BAENA RUIZ
  • Nº Recurso: 1042/2017
  • Fecha: 16/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Cláusula suelo. Novación por negociación. Doctrina general sobre el control de transparencia. Las cláusulas deben redactarse de manera clara y comprensible; no pueden utilizarse cláusulas que, pese a que gramaticalmente sean comprensibles, impliquen subrepticiamente una alteración del objeto del contrato o del equilibrio económico sobre el precio y la prestación, que pueda pasar inadvertida al adherente medio. La transparencia material tiene por objeto que el adherente conozca o pueda conocer con sencillez la carga económica que realmente supone para él el contrato y la carga jurídica del mismo. El conocimiento adquirido por el prestatario en el momento del otorgamiento de la escritura pública, con intervención de notario, puede no ser suficiente para entender satisfecho el control de transparencia material, siendo muy relevante la información precontractual a fin de que el prestatario tenga margen de maniobra antes del otorgamiento de la escritura. Ahora bien, solo pueden ser cláusulas abusivas aquellas que no han sido objeto de negociación individual. La aceptación de la cláusula por el consumidor no le priva del carácter de cláusula impuesta, pero en este caso debe ser respetado el juicio de inferencia por el que la Audiencia concluye que la cláusula suelo de la escritura de novación fue negociada, basándose en que la novación se limitó a la modificación de los intereses y, en particular, del "suelo" que venía aplicándose, que fue reducido en beneficio del prestatario.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: JUAN JOSE COBO PLANA
  • Nº Recurso: 1526/2018
  • Fecha: 16/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se discute las consecuencias de la declaración de nulidad de la cláusula de gastos incluida en un préstamo hipotecario. La sala concluye que en tal caso corresponde al tribunal distribuir los gastos, de tal forma que los de notaría, gestoría y tasación corresponden por mitades a ambos contratantes, y los de registro al prestamista. En cuanto a las costas, la sala entiende que la declaración de nulidad de la cláusula, aun cuando no se haya condenado al banco a devolver la totalidad de los gastos reclamados, comporta la estimación sustancial de la demanda que determina la imposición de las costas al demandado.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.